Universo JR
El diseño gráfico es una profesión de futuro. 
Judith Vives
El diseño gráfico ha ido ganando terreno con la eclosión de lo digital. Páginas web, aplicaciones y redes sociales están llenas de ejemplos de cómo el diseño nos hace más agradables y asequibles los contenidos.
El contenido ya no se presenta de cualquier manera sino apoyado por unas imágenes y un diseño que tiene en cuenta lo estético y visual. Ya sea en los créditos de una serie, el logotipo de una marca, el póster de un concierto o las tipografías e ilustraciones de las revistas, el rol del diseñador gráfico resulta fundamental.
Por este motivo, el diseño gráfico se ha convertido en una de las profesiones más demandadas y con más salida profesional. Según el informe Infoempleo Adecco 2019, las titulaciones más demandadas en el área de Bellas Artes y creatividad son aquellas relacionadas con el diseño.
El diseñador gráfico es el profesional capaz de comprender las necesidades del mercado y encontrar soluciones creativas e innovadoras para resolver problemas y generar satisfacción.
Su campo de trabajo es muy amplio y va de formatos tradicionales como las revistas o el packging, a sectores en crecimiento como el comercio electrónico y otros ámbitos donde se acelera la digitalización. Uno de los sectores con mayor necesidad de diseñadores es el que se refiere al diseño UX/UI, es decir, el diseño de experiencias de usuario y de interfaz.
Por esta razón, el diseño digital cuenta con tanta demanda de profesionales cualificados y con experiencia.
Conscientes de la necesidad de formar a diseñadores gráficos digitales preparados y capaces de adaptarse a cualquier proyecto, en LCI Barcelona ofrecen un grado en Diseño Gráfico con un enfoque muy práctico.
Su formación se basa en el learning by doing y el design thinking como modelos de aprendizaje. Su objetivo es consolidar profesionales del diseño gráfico con las capacidades y aptitudes necesarias para desarrollar su talento de manera amplia y transversal, teniendo en cuenta todas las disciplinas y ámbitos de trabajo a los que el diseñador debe enfrentarse. Especialmente importantes son el ámbito digital e interactivo y el motion graphics, dos sectores en fuerte crecimiento como reacción a la demanda actual de la industria.
Este grado proporciona las herramientas y los conocimientos necesarios para convertirte en un diseñador creativo, crítico, con capacidad para investigar, organizar y planificar, permeable a los cambios, pero seguro de tus decisiones. Si este es el sector que te interesa, consulta con LCI Barcelona su oferta formativa.
Información elaborada en colaboración con LCI Barcelona 
© La Vanguardia Ediciones, SLU Todos los derechos reservados.

source