Una actitud positiva y activa siempre es un punto a favor en el momento de decidir ser freelance. Empezar un nuevo proyecto es difícil, por este motivo, es importante mantener la serenidad y trabajar duro para poder llevar a cabo el proyecto con éxito.

La persona que decide establecerse como profesional independiente, además de tener una buena actitud, es importante que tenga unos valores profesionales que le ayuden en este camino.
Diseña tu propio plan de negocio.

En este punto, además de especificar todos los servicios que ofrecerás a las empresas, tendrás que empezar con las gestiones burocráticas, escoger un lugar de trabajo y definir tu forma de trabajar.

source